Cómo hacer una auditoría SEO: Paso 2

March 17, 2016

Creando un proyecto en XOVI y analizando tendencias

Hola amigos:
Soy Víctor Iturrioz y estoy de vuelta en el blog de XOVI para seguiros contando paso a paso cómo desarrollo una auditoría SEO.

Como habréis visto en el título, este post es el paso 2; así que si no leíste el primer paso, te recomiendo que le eches un vistazo: Auditoría SEO – Paso 1.

NOTA: Lo repito: mi forma de verlo no es universal ni es un reflejo de lo que es “correcto”. Simplemente es la mía. Si la tuya difiere; estaré encantado de comentarlo contigo en los comentarios o por Twitter (@victoriturrioz).

Retomamos el mismo ejemplo…

Para darle consistencia a este serie de posts, seguiremos empleando el mismo ejemplo que usamos en el primer post:

Keyword: kitesurf tarifa
Volumen de búsquedas – XOVI: 590/mes
Nivel de competencia – XOVI: 56%
CPC aproximado – XOVI: 1,3€/click

figura-0

Si buscamos en Google.es podemos observar como el primer resultado corresponde a la web: Kiteobsession.com, que es la web que hemos seleccionado para tirar adelante estos posts.

1.- Creando un proyecto en XOVI

En el primer post ya vimos una pequeña miscelánea de cosas que podemos analizar como primer paso de una auditoría SEO.
Ahora y toca ponernos en serio, así que vamos a abrir un proyecto dentro de XOVI y a incluir el dominio que queremos analizar.

figura-1

No me extenderé en este proceso porque es muy fácil. Simplemente fíjate en que la versión del motor de búsqueda que defines es la adecuada, en este caso Google.es.

Una vez seleccionado el proyecto, y añadidos un título y descripción; pasamos a definir los competidores.

XOVI te ofrece un listado de los que identifica como más cercanos al proyecto que deseas analizar, y los ordena por relevancia. Si estás haciendo una auditoría real de un cliente, esto es un elemento primordial, así que deberás añadir todos aquellos que puedan aportarte información valiosa. En este caso, como es una “auditoría ficticia”, sólo voy a añadir los dos primeros a modo de ejemplo:

figura-2

En el siguiente paso, podemos indicarle a la herramienta que monitorice los movimientos de resultados para diferentes keywords. De entrada, sólo añadiremos la keyword sobre la cual hemos centrado este análisis: kitesurf tarifa.

figura-3

En este punto deberemos definir varios apartados:

  • Qué versiones del motor de búsqueda queremos monitorizar (en este caso, sólo Google.es)
  • Cada qué/cuántos días queremos monitorizar los cambios de posiciones.
  • Si queremos recibir o no avisos en nuestra dirección de correo electrónico.

Luego deberemos decidir si queremos añadir canales sociales al análisis, que en este caso no lo voy a hacer, y si queremos iniciar el análisis OnPage.

Una vez hecho todo esto, accederemos al panel central de nuestro proyecto.

2.- Analizando las primeras variables relevantes del proyecto: Tendencias de crecimiento vs decrecimiento

NOTA: No voy a explicar cómo funcionan y qué significan cada uno de los elementos que aparecen en el panel de XOVI, ya que el artículo tendría una extensión excesiva que contaminaría la experiencia de aquellos que quieran centrarse en el valor añadido del mismo. Podéis aprender cómo funciona XOVI a través de los tutoriales habilitados por la propia herramienta.

Lo primero que hago es tirar atrás en el tiempo y comprobar la fluctuación de los rankings de las páginas analizadas, para comprobar si han sido premiadas o penalizadas por algún Update de Google; y también para comprender si siguen una tendencia de carácter creciente, estable o decreciente a nivel de posicionamiento:

figura-4

En este caso, vemos que las páginas presentan una cierta estabilidad.
También aparecen 2 picos en clave de Static OVI de la página analizada, pero como luego se estabiliza de nuevo entorno al 0,21 lo tomaremos como una fluctuación natural dentro del buscador más que como una tendencia marcada a la que prestar atención.

¿Por qué comprobar las tendencias y no únicamente la situación actual?

Porque para comprender a qué nos enfrentamos, las tendencias son imprescindibles. Una página puede estar en un ranking de 0,50 y otra en un ranking de 0,35; pero si la segunda viene subiendo de forma consistente, rápida y estable, y la otra viene perdiendo visibilidad; probablemente llegue un momento en que la segunda se convierta en un competidor mucho más peligroso.

Por otro lado, si Google está premiando paulatinamente el comportamiento de una web, y perdiendo interés por otra; nos estará indicando cuál es el patrón de publicación de contenidos, enlaces y estructura en el que debemos fijarnos.

La foto fija del posicionamiento SEO de una web nos dice mucho menos que la tendencia de crecimiento / decrecimiento que mantiene dentro de las SERPs.

¿Qué más debemos considerar para valorar las tendencias?

Comprobar la curva de crecimiento o decrecimiento del posicionamiento de una página versus sus competidores no es lo único que deberemos tener en cuenta. También será importante cruzar esta información con las actualizaciones del algoritmo de Google que se hayan producido en este periodo.

Google actualiza sus resultados sin descanso (aproximadamente, unas 500 veces al año;, así que, de media, más de una vez al día): a medida que va indexando nuevos contenidos, enlaces, user-response, señales sociales, CTR, y muchos otros factores, va moviendo las posiciones de diferentes webs dentro de sus SERPs.

En ocasiones, estos cambios se producen incluso de forma parcial: sólo para unos cuantos usuarios, adaptándolo a las particularidades locales o del dispositivo desde el cual están realizando la consulta (especialmente, diferenciando entre smartphones y dispositivos sobremesa), Google realiza fluctuaciones en sus resultados para comprobar cómo responden sus usuarios a las mismas, fluctuaciones que pueden acabar con cambios estables dentro de los resultados de búsqueda.

Dicho esto, normalmente los bailes de posiciones más fuertes obedecen a actualizaciones del algoritmo de Google. Si te dedicas al SEO, seguro que nombres como Panda, Penguin, Hummingbird o Phantom no te son extraños.

Sobre las actualizaciones del algoritmo:
A excepción de Panda, que ya ha pasado a ser parte del core del algoritmo de Google, el resto de actualizaciones de algoritmo funcionan como un filtro sobre el motor de indexación de Google.

Google emplea estos filtros para corregir tendencias de posicionamiento, habitualmente basadas en malas praxis o SPAM. Por ejemplo, Google Panda corrigió en su momento el posicionamiento de contenidos duplicados, tanto plagiados como repetidos dentro de una misma página (entre otras cosas). Penguin desterró de las primeras posiciones a todas esas webs que habían construido un posicionamiento sobre un linkbuilding artificioso, sobreoptimizado y de poca calidad.

Como tip adicional: WordPress puede estar duplicando muchos contenidos de tu web o creando thin content dentro de la misma sin que te des cuenta. Por ejemplo, a través de su sistema de tags.

Cuando Google lanza una nueva actualización de algoritmo, las SERPs suelen bailar de forma significativa durante varios días, hasta que se estabilizan de nuevo. Si hay un cambio de tendencia negativo muy marcado tras una de estas actualizaciones, lo más probable es que la web analizada esté incurriendo en algún tipo de penalización señalada por esa actualización en concreto. Eso lógicamente no es bueno, pero sí tiene la ventaja de que podemos centrarnos en comprobar qué elementos está castigando dicha actualización para encontrar la fuga de agua y corregirla.

XOVI tiene la ventaja de que ya señala estas actualizaciones en su propio panel, de forma que podemos comprobar muy rápidamente si están condicionando los resultados de las páginas que analizamos:

Repasando el mismo gráfico que hemos usado anteriormente:

figura-5

Podemos observar como parece que las actualizaciones sí afectaron a la página monitorizada: Tras el update de RankBrain, la página de KiteObsession perdió posicionamiento: de un ranking de 0,29 fue descendiendo hasta alcanzar un pico negativo de 0,14. Luego, tras la actualización de Google Phantom, la página se recuperó de nuevo, alcanzando picos de 0,4 y estabilizándose en un 0,21; algo por debajo de su posicionamiento anterior, pero tampoco nada exagerado.

Estas fluctuaciones también pueden advertirse, aunque de forma mucho más matizada, en los paneles de Historial de Rankings y Keywords.

Si tienes curiosidad por saber en qué consistieron estas dos últimas actualizaciones del algoritmo, bastante menos conocidas que Panda o Penguin, te enlazo un par de posts para que les eches un vistazo:

Nueva actualización de Google Rankbrain.
De todos modos, no podemos afirmar con certeza que efectivamente estas actualizaciones de algoritmo fueron las responsables de estas fluctuaciones. Como suele decirse en los posts de SEO, podemos afirmar correlación; pero no causalidad. Hay muchos otros factores que pueden influir en los mismos: nuevos contenidos, otros competidores, patrón de enlaces entrantes, cambios realizados sobre la plantilla de la web y un largo etcétera.

Bueno, amigos; hasta aquí el post de hoy sobre este segundo paso del cómo realizar una auditoría SEO.

Seguiré publicando nuevas entregas de este tutorial por pasos mensualmente; hasta entonces, espero que este artículo te haya resultado interesante y útil, y si es el caso, te emplazo a que lo compartas en tus canales sociales.

¡Hasta la próxima!

Autor Victor Iturrioz

Compartir este artículo