7 factores a tener en cuenta en el análisis de enlaces entrantes

April 29, 2016

Desde el 25 de Mayo de 2012, día de la aparición de la primera versión de Google Penguin, los enlaces entrantes han pasado de ser uno de los factores principales para el posicionamiento en Google a ser también uno de los factores más peligrosos de cara a caer en penalizaciones SEO por enlaces artificiales o de mala calidad como las consabidas granjas de enlaces o el viejo sistema de compra o intercambio de enlaces.

¿Siguen los enlaces o backlinks siendo uno de los principales factores SEO?

Si estás al tanto de la últimas publicaciones de Google habrás leído múltiples artículos sobre RankBrain y como en ellos se habla de que este nuevo componente (no es una actualización, es una nueva funcionalidad) va a pasar a ser el tercer factor en importancia para el posicionamiento web.

La pregunta clara después de esto es: ¿cuáles son los otros dos factores? y una respuesta clara es que uno de esos dos factores restantes son los enlaces, pero claro no el número de enlaces o variables más desarrolladas como el Trush Flow o la autoridad de dominio sino un conglomerado de factores que decidirán si un enlace en concreto es válido o “natural” dentro del perfil de enlaces de una web o página web concreta.

¿Cuáles son los  factores que determinan la calidad de un enlace?

Antes de ponerme a enumerar los 7 factores que a mi juicio son los fundamentales a nivel técnico voy a enumerar otros factores, incluso más importantes que los anteriores, pero no a nivel técnico sino a nivel de sentido común y estos serían:

Enlaces que no están bien según el sentido común

  1. Tener enlaces desde sitios que no tienen un contenido relacionado a la web que enlazan. Es obvio que un enlace desde una web de recetas de cocina a otra de telefonía móvil no es lo más natural del mundo.
  2. Tener todo el perfil de enlaces basado en links desde foros, comentarios o tener co-menciones con enlaces a web de peligro como viagra, ganar dinero…
  3. Hacer cosas como enlaces aleatorios, parece raro pero lo he visto en más de un sitio y consiste en poner una serie de enlaces que van cambiando el sitio enlazado a cada carga de página ¿esto no es muy natural verdad?

7 tipos de enlaces que no cumplen reglas de naturalidad

Para hacer esto me voy a basar en las 49 reglas que tiene la utilidad de Disavow en la herramienta de enlaces de Xovi y que os dejo en esta imagen.

Google Disavow: XOVI Metrics

Ahora viene la tarea más complicada elegir 7 de los anteriores que para mí son los más importantes, pero estoy seguro que cada persona (sobre todo si es SEO) que lea este post elegirá otros y seguramente todos estemos en lo cierto ya que cada caso de penalización por enlaces es un mundo y ciertos factores aparentemente no muy importantes pueden llegar a serlo si se se dan las condiciones apropiadas.

Pero como tengo que hacer una selección aquí va la mía, con explicaciones, y desde ya os invito a comentar con las vuestras.

    1. Sin duda los tres que Xovi considera como Risk los incluyo en un solo punto ya que es obvio que no son el mejor tipo de enlaces y me refiero a : piratería/pornografía/malware o web no indexada en Google. Los tres primeros casos están claros porque no son buenos enlaces y del último diré que una web que no está en el índice de Google o bien tiene graves problemas de indexación o bien ha sido sacada del índice por alguna penalización, en ambos casos no me parece un lugar apropiado para enlazarnos. Para este último punto cabe la excepción de que el enlace esté en una web con acceso restringido (uss/pass) y podría ser un enlace muy útil desde allí pero dudo que la API de Xovi hubiera podido entrar a rastrear así que me parece un caso improbable.
    2. Demasiados dominios enlazadores de la misma clase C, la misma IP, el mismo DNS, el mismo Analytics…. Sin duda este es un indicador claro de granja de enlaces o red de blogs y además tener muy presente que para un algoritmo es muy sencillo identificar este tipo de enlaces desde las mismas clases C y por eso seguro que lo va a evaluar. Donde difiero un poco es el número de dominios de la misma clase C que Xovi marca como 20 pero yo creo (porque lo he visto) que en función del número total del dominio enlazadores este número puede ser menor o mayor y me parece que sería mejor decir que sería mejor basarnos en un porcentaje en torno el 35/45 %.
    3. Enlaces ocultos, esto está clarísimo desde hace años. Google es perfectamente capaz de saber si un link está oculto por varias técnicas aparte que es casi seguro que un link oculto se ha puesto por no ser de nada útil al usuario así que incumple totalmente las reglas de sentido común que he enumerado al principio.
    4. Exceso de enlaces con “money anchor”, está claro que es un manipulación para posicionar y además Google tiene fácil saber cuáles son las keywords más valiosas gracias a las pujas CPC de Google Adwords así que mucho cuidado con este tipo de enlaces.
    5. Links desde páginas vacías o thin content, está claro que si un enlace es natural se pone para reforzar un contenido ¿si no tenemos contenido para que hemos puesto ese enlace? Ojo!! con esto porque puede pasarnos al tener enlaces desde sitios afectados por Google Panda.
    6. Links desde páginas con muchos enlaces salientes, pero en este caso se debería revisar bien la página de origen ya que determinados directorios o sitios con comentarios pueden tener esta apariencia pero no por ello deben ser una página peligrosa. El peligro estaría en que fueran enlaces Spam, a sitios de mala calidad o sin relación.
    7. Por último me refiero a la regla EVAL 10: “Frecuencia de palabras poco naturales” entendiendo como enlaces desde textos autogenerados o traducciones de mala calidad, algo muy frecuente en granjas de enlaces, puertas traseras o dominios espejo.

Sobre los 7 puntos anteriores os tengo que decir que no sabría muy bien como ordenarlos de mayor a menor importancia y la verdad que todos me parecen casos graves que no deberíamos tener en exceso para nuestras webs.

¿Cuáles serían tus siete puntos? ¿Qué te han parecido los míos?

Autor Juan Luis Mora

Compartir este artículo