Cómo hacer un blog de empresa sin morir en el intento

Desktop XOVI Blog

June 14, 2016

Érase una vez… un blogger. Este blogger era un hombre que escribía con gran pasión sobre un tema especial, libre de encargos o restricciones de las comunicaciones corporativas. Poco a poco fue profesionalizándose en la escritura y especializándose en el tema que trataba y, a cambio, recibió contribuciones críticas y opiniones realmente valiosas.

Hoy en día, la comercialización de los blogs está ya muy avanzada, y muchas empresas operan a través de blogs corporativos de forma muy profesional. Sin embargo, el blog no debe degenerar en un mero espacio publicitario, sino que debe centrarse en la producción de contenidos, como en los tiempos pasados en los que todo comenzó.

La escena actual del blog es interesante para las empresas por varias razones: en primer lugar, los bloggers son importantes multiplicadores así como muy influyentes en su área. Utilizar buenos bloggers para la propia compañía, a veces es tan bueno para la imagen como un artículo en un periódico de amplio alcance.

En segundo lugar, las propias empresas en se convierten los propios bloggers con el fin de posicionarse como socios competentes en sus campos de trabajo. Por desgracia, los blogs de las empresas a menudo tienen una vida muy corta. El entusiasmo inicial se agota rápidamente, una vez que se pone en marcha un blog, este requiere tiempo y dedicación. Asimismo, no se trata sólo de informar sobre el último éxito o de publicar las ingeniosas obscenidades de las últimas Navidades, sino de entrar en discusiones sobre el tema. No debemos olvidar que, una vez diseñado, el blog corporativo debe ofrecer opiniones, previsiones y discusiones constructivas.

Algunos buenos motivos para el blog corporativo

El blog corporativo puede estar dentro de una industria con el fin de ser el primer punto de contacto entre los clientes y los multiplicadores. Especialmente, en marketing B2B o productos difíciles de explicar suelen ofrecer un blog para sus clientes y las razones son bastante obvias: se puede demostrar la competencia y usabilidad del producto y se da una imagen de ser accesible y abierto a las críticas. Las buenas entradas de un blog suelen compartirse en las redes sociales, lo que aumenta la popularidad de la empresa. No obstante, no hay que subestimar la retroalimentación, ya que puede ser una información muy valiosa.

El blog necesita un hogar en la nube

En principio, existen dos formas de configurar tu blog: puedes integrarlo en el sitio web existente de la empresa o crear un sitio web exclusivamente para el blog vinculado a la página web de la compañía.

Un blog externo proporciona más libertad de acción a la hora de resolver problemas críticos. En este caso, se centra más en la parte de ser blogger que de formar parte de la empresa. Si el objetivo es abordar el blog en un tono relajado, lo recomendable es dos o tres artículos por mes, con un tono y contenido que sea cercano a la audicencia de la empresa.

Busca tu área de experto

Lo fundamental para tener éxito en un blog corporativo es el campo de especialización. Este tema debe ser tratado de forma directa, ya que este será publicado en un primer plano – y no debe tratar acerca de la empresa. Desde las primeras publicaciones hay que definir una estrategia y ofrecer una gama equilibrada de temas relacionados con el campo, incluyendo siempre una presentación y un contenido de interés.

Sin embargo, las noticias de la empresa y propios productos también deben aparecer en el blog, de forma moderada y siempre que sea posible dentro del tema principal de la industria. Las tendencias y resultados del estudio podrán, por ejemplo, ser discutidos, así como comparados con programas y recomendaciones de instituciones y autoridades oficiales. La fiabilidad de las fuentes deben ser una garantía para el cliente.

10 consejos ante un bloqueo temático

Mantener un blog significa encontrar de forma regular temas nuevos interesantes. Algunas empresas e industrias más bien tienen el “lujoso” problema de tener demasiadas ideas de contenido. La mayoría, sin embargo, caerá en un agujero creativo en algún momento. Aunque aquí es aplicable la máxima “calidad prima sobre cantidad”, el blog no debe interrumpirse durante periodo de tiempo excesivo. Para bloqueos agudos de blog, te ofrecemos algunos trucos a los que se puede recurrir en todo momento:

1. Cambios en el mercado

¿Hay un nuevo producto o un software útil en la industria? Trata de escribir sobre ella. También es posible realizar comparaciones de productos como, por ejemplo, varias herramientas que puedan ser útiles para el lector.

2. Busca recursos en Internet

Internet es la mejor fuente para conseguir nuevo material para el blog. Los vídeos y las fotos se pueden integrar en el blog muy fácilmente así como también en la curación de contenidos. En este sentido se puede hacer un resumen proporcionando una propia evaluación.

3. Lo novedoso y lo más novedoso

Todo lo que sea nuevo, es digno de poseer una entrada en el blog: personas, productos, sitio de la compañía o el mismo sitio web. Pero cuidado, es importante ofrecer un tema relevante para la industria, de lo contrario, se convierte en mera publicidad para la empresa. Por ejemplo, una entrada de blog acerca del crecimiento personal en el área de especialidad que expandirán los nuevos empleados de la empresa.

4. Inspiración ≠ Robo de ideas

Si eres blogger corporativo, por lo general, no eres un lobo solitario. Es muy recomedable que rastrees blogs relevantes y tengas en cuenta los temas que tratan. Aquí se pueden iniciar conversaciones o incluso compartir opiniones con otros bloggers.

5. Entrevistas

Preguntar no cuesta nada, y si todavía necesitas obtener respuestas a algunas preguntas, aquí tienes un excelente contenido para el blog. Clientes, empleados o socios de negocios son posibles expertos en el campo, y se sentirán especialmente bien si les pides una entrevista. Sólo tiene que seleccionar entre tres y cinco preguntas y enviar un correo electrónico. Además, puedes hacer de esta estrategia una costumbre, y cuanto más conocidos sean los entrevistados, mejor.

6. Opiniones

Las empresas siempre son especialistas en un campo determinado, eso está claro. Las opiniones sobre los desarrollos específicos o puntos de vista interesantes son, por tanto, también una buena alimentación para el blog. ¿Adónde va la industria? ¿Hay innovaciones que están infravaloradas o sobrestimadas? Con una previsión emocionante, puedes hacer que tu blog hable por sí solo.

7. Valoraciones y comentarios

Para cada sector, hay portales de opiniones al respecto. Como bloggers corporativos, podemos analizar estas valoraciones y tenerlas en cuenta para escribir una reseña, por ejemplo. Y, quién sabe, tal vez el blog sea sólo el principio del libro corporativo.

8. Artículos de invitados o guest posts

Al igual que en las entrevistas, se pueden invitar también a escritores o colaboradores para que escriban en el blog. Por lo que no sólo tendrá contenido variado, sino que también demuestra que uno está bien conectado e interesado en otras opiniones. VENTAJA: el invitado escribe con otra voz y otro vocabulario, y esto aumentará la riqueza semántica del contenido.

9. Compromiso Social

¿Hay algo con que la empresa esté comprometida? ¿Hay algún esfuerzo especial o inversión en asociaciones medioambientales o de caridad? Estas cuestiones también pueden ser tenidas en cuenta como entrada en el blog; aunque no demasiado condescendiente. También, es bueno si la empresa ayuda a través de expertos o donaciones de productos.

10. El Blog

Incluso el propio blog puede ser fuente de inspiración para nuevos temas – y de diferentes maneras. En primer lugar, puede inspirar al chequear los artículos antiguos. En segundo lugar, se obtiene retroalimentación de los lectores en los comentarios del blog, que bien puede servir para realizar nuevas contribuciones. Por último, el diálogo es la idea básica de un blog: ¡habla y escucha!

Autor Barbara Ward

Compartir este artículo