Diferencias entre White Hat, Grey Hat y Black Hat SEO

June 29, 2016

Author: Nadine Winkler

Write a comment

White Hat, grey hat, black hat

Como la mayoría sabéis, el SEO -del inglés ‘Search Engine Optimization’- es el proceso destinado a mejorar la visibilidad de una web en los diferentes buscadores (como Google, Yahoo, Bing…). La actividad SEO es vital ya que, cuanto más posicionamiento consiga una web en los resultados de búsqueda, más visitas recibirá de los diferentes usuarios que utilizan estos buscadores. No obstante, por muy potente que sea nuestro negocio online, una estrategia no puede ni debe basarse solo en el SEO, sino que debe incluir otras técnicas de marketing, como la publicidad o las redes sociales. Y, para a los que el SEO les pilla un poco despistados, podemos decir que hay tres formas diferentes de hacer SEO: White hat, Grey hat y Back hat SEO.

¿Qué es el White Hat SEO?

El White Hat SEO son las técnicas de posicionamiento web que se utilizan para llevar a cabo la optimización como el buscador, en este caso Google, establece en sus Guidelines. Es decir, no se hace ningún tipo de triquiñuela y se optimiza para que el sitio web se posicione de forma “legal” en los resultados de búsqueda. Esta es la única técnica SEO que está libre de penalizaciones por parte de Google. Podemos decir que, a través del White Hat SEO, los resultados se obtienen más bien a medio y largo plazo. Además, no todas las técnicas funcionan siempre igual y el posicionamiento dependerá mucho del nicho de mercado o si la competencia en el área es muy alta. La mayoría de las prácticas White Hat buscan mejorar la experiencia del usuario para lograr un mejor posicionamiento en el buscador pero, para eso, debemos tener mucha paciencia y trabajar constantemente en la optimización de nuestro sitio web. Entre las estrategias de White Hat SEO están:

  • Optimización Onpage: optimizar correctamente cada una de las páginas y subpáginas usando keywords adecuadas y siempre con sentido, sin llegar a sobreoptimizar.
  • Contenido de calidad: lo mejor es crear contenido de calidad para atraer un mayor número de enlaces hasta tu web. No olvides que el contenido debe ser de interés para tu audicencia y estar relacionado con tu nicho de mercado.
  • Redes sociales y Youtube: son una buena fuente de tráfico alternativa a la tradicional en los buscadores y pueden ser de utilidad para dar a conocer tu contenido y conseguir más enlaces hasta tu página web.
  • Blogs: donde se relacione el contenido de tu página web con otro relacionado que también pueda interesar a tu audiencia.

¿Qué es el Grey Hat SEO?

El Grey Hat SEO usa técnicas que, aunque no están castigadas por las reglas que marca Google, no están bien vistas; así que básicamente se cae en un vacío legal donde Google no puede demostrar que lo que estás haciendo es ilegal aunque no le guste y no puede penalizarte por ello. Dentro de estas técnicas está por ejemplo la compra de enlaces: las recomendaciones desde otras páginas webs a través de un enlace debería surgir de forma “natural” según las Guidelines de Google, y la compra de contenido (lógicamente) no es natural. Si lo haces con cuidado, Google no sabrá detectar si esos enlaces son naturales o comprados y, por lo tanto, no te podrá penalizar.

¿Qué es el Black Hat SEO?

Por último, está el Black Hat SEO, expertos SEO que declaran la guerra a Google saltándose las Guidelines y haciendo el mayor número de trampas posibles. La finalidad del Black Hat SEO es posicionarse mejor que la competencia a cualquier precio y lo más rápido posible (aunque ello conlleve penalizaciones posteriores por parte de Google). Estas técnicas pueden dar buenos resultados a corto y medio plazo haciendo que el dominio se posicione rápidamente en los primeros puestos de los resultados de búsqueda antes de que Google pueda actuar en tu contra, pero ten por seguro que la penalización llegará. Entre las muchísimas estrategias de Black Hat SEO que hay -algunas de ellas han caído en el olvido- entre las más usadas encontramos:

  • Keyword Stuffing: sobreoptimización de keywords.
  • Sobreoptimización Onpage: Todo tipo de técnicas para sobreoptimizar el contenido.
  • Cloaking: La página web tiene un contenido ilegal o poco ético pero no se lo decimos a Google. Por ejemplo, lo que puede parecer una inocente página de juegos para niños acaba siendo de pornografía o juegos de apuesta.
  • Spinear artículos: se copian artículos y se publican en otros sitios para mejorar el posicionamiento, haciendo creer al buscador que es ese el contenido original.
  • Spam: Comentarios en blogs externos metiendo enlaces hasta nuestra web. Es una     técnica que molesta mucho a los colegas del gremio y que no suele tener mucho éxito.

Esperamos que después de nuestra breve explicación, te hayan quedado más claras las diferencias entre las diferentes vertientes del SEO. Y ahora te toca a ti responder…  ¿de qué lado del SEO estás? ¿Cuáles son las técnicas SEO que mejor te funcionan? ¡Esperamos tus comentarios!

 

 

Author: Nadine Winkler

Share this post