Cómo integrar Whatsapp en tu estrategia de marketing

whatsapp marketing

August 23, 2016

Mi profesora de inglés siempre me decía “lo que se escribe se recuerda mejor”. Y sí, se refería al vocabulario de inglés, pero esa frase encaja perfectamente en nuestro mundo digital. Hoy en día, ya no se usan lápices para memorizar o para escribir vocabulario sino que, más bien, usamos los smartphones para ello. Y precisamente de eso va nuestro artículo de blog. La palabra que está de moda es “Mobile first” y, después de la actualización de Google Mobilegeddon, ese término debería quedar grabado en nuestra mente para siempre.

Una de las técnicas que podemos usar para ampliar el alcance de nuestra marca a más usuarios a través de sus smartphones es WhatsApp. Esta aplicación es utilizada por casi todos los usuarios que disponen de un teléfono móvil, y da igual qué tomemos como referencia -la media de edad, número de usuarios, etc.- las cifras no paran de crecer. Está claro que debemos incluir WhatsApp en nuestras estrategias de marketing, la única pregunta es: ¿Cómo lo hacemos?

1. Desarrollar estrategias

Quien use WhatsApp como canal de comunicación también debe ser consciente de que se dirige a sus suscriptores desde un nivel muy directo y personal. No se trata de molestar al usuario aburriéndolo o maltratándolo con mensajes inútiles, se debe tener mucho cuidado y reflexionar mucho de antemano acerca de lo que se va a anunciar en WhatsApp y por qué. Nada sería peor que ver a todos los abonados huir despavoridos por culpa de una mala estrategia de marketing.

2. Establecer contactos

La estrategia es clara: una lista de contactos es esencial a la hora de difundir el contenido. Especialmente, es necesario un sistema de registro claro, sencillo y eficaz para el buen funcionamiento de la estrategia. El usuario debe ser consciente y estar al tanto de qué obtendrá a partir de ahora en los mensajes que enviemos y, con ello, se compromete en un grado bastante alto con nuestra marca. No se trata de una página de destino independiente en la que el usuario puede iniciar sesión y volver a salir cuando quiera, en este caso es necesario ser transparente con el usuario y hacer una declaración de privacidad vinculante, porque no hay nada más personal que WhatsApp. Los primeros contactos se pueden generar a través de los canales más comunes, como redes sociales o por la clásica newsletter

3. Mantener contactos

Al igual que con el email marketing clásico, debemos cuidar los contactos en las comunicaciones, especialmente de WhatsApp. En esta parte de la estrategia, debemos ganarnos al usuario directamente con un mensaje de bienvenida o el primer boletín de bienvenida en WhatsApp. Como es lógico, después de apuntarse los usuarios esperan una primera señal de vida. Intenta ser original, no se debe incluir una llamada a la acción-topicazo como el “compra ahora” en un primer momento.

4. Seleccionar el contenido

Aprovecha la cercanía que te brinda el usuario y trata de proporcionar a los suscriptores la información correcta a través de la app. Dependiendo de cómo se hayan conseguido los contactos, hay que ser cuidadosamente considerado con el contenido que se va a enviar. El usuario puede sentirse molesto si encuentra el mismo contenido en la red social, una newsletter o en el mismo sitio web, pues puede dar lugar a frustración por parte del usuario y cierta pérdida de interés. En este caso, la clave del éxito puede ser un calendario editorial, donde se trabaje un contenido original y personalizado para el usuario de Whatsapp. También valen su peso en oro las encuestas, pues podemos conseguir una primera impresión y opiniones de los diferentes productos de forma directa. Si sabes exactamente qué quieren oír o leer a través de WhatsApp, será más fácil investigar el contenido y crearlo.

5. Fuera los temores

El miedo debe estar fuera de lugar. Quién quiera ampliar su comunicación a través de WhatsApp, también debe confiar plenamente en su estrategia. El buen contenido es el rey y, si tu contenido es de calidad y está adaptado a tu audiencia, proporcionará buenos CTR y conversión. Fíjate en qué técnicas funcionan mejor, sin sobrecargar, poténcialas y usa las más exitosas con más frecuencia, readaptándolas si fuera necesario.

6. Informe de resultados

Al igual que en el marketing directo tradicional, se debe medir necesariamente lo que uno ha hecho y conseguido hasta el momento. Por tanto, es aconsejable colocar un enlace rastreable en una emisión de WhatsApp para analizar muy bien los mensajes que mejor han funcionado en la audiencia, desarrollarlos y ampliarlos. Llevar la cuenta de lo que se ha conseguido (o no) hasta el momento es crucial para una estrategia de marketing tan personalizada como la de WhatsApp.

Autor Kay Beutling

Compartir este artículo