Google Disavow Tool – Cómo desautorizar enlaces tóxicos

Google Disavow

August 30, 2016

Author: Nadine Winkler

Write a comment

El 24 de abril de 2012 el mundo de la optimización de motores de búsqueda cambió. Google lanzó la primera actualización Penguin y alteró todos los esquemas existentes hasta el momento. Esta actualización de Google sacó a la luz y hundió una gran cantidad de dominios – la visibilidad en Google cayó estrepitosamente o incluso el dominio desapareció del índice del motor.

¿Y por qué pasó esto? Las posiciones en Google se basan en gran medida en los enlaces de otros sitios. Estos sirven a Google como una recomendación para acceder a un sitio web. Cuando muchos webmasters ponen sus enlaces a páginas web de un sitio en particular, esto se considera como una referencia y la página vinculada aumenta en importancia. Este principio se aplica aún hoy en día.

Antes de que apareciera Penguin, daba prácticamente igual donde se colocaba o no un enlace externo. ¿Una página rusa vincula un sitio en español como recomendación? No hay problema. ¿En un texto sobre radios para coche aparece un enlace completamente irrelevante para una página de perfumes? No pasa nada. Todo era útil y todo servía. No había enlace que no tuviera su efecto. Los SEO se dieron cuenta de este detalle y rápidamente manipularon las páginas de resultados de búsqueda. Como consecuencia de ello, no solía aparecer la mejor respuesta a una consulta de búsqueda en Google pero, en caso de duda, el sitio con el mayor número de backlinks aparecía en primera posición, aunque las recomendaciones reales del sitio no tuviera nada que ver.

A pesar de la actualización Penguin, los backlinks siguen siendo una señal de clasificación muy importante para Google. Ya no se cuenta sólo la cantidad sino la calidad, ¿se trata de un enlace natural o se ha colocado simplemente para mejorar el ranking en Google? Esta pregunta se ha tratado de responder desde 2012 para averiguar qué enlaces han sido efectivamente utilizados para transmitir un buen contenido en Google. El algoritmo de la actualización Penguin está trabajando constantemente y los criterios de calidad están en constante expansión. Se recomienda evitar los métodos siguientes:

  • Contenido generado de forma automática.
  • Participar en programas de intercambio de enlaces.
  • Creación de páginas con poco o ningún contenido propio.
  • Encubrimiento/Cloaking.
  • Redireccionamiento engañoso.
  • Texto oculto / enlaces ocultos.
  • Páginas puente.
  • Contenido duplicado.
  • Participar en programas de afiliados sin el suficiente valor.
  • Páginas con palabras clave irrelevantes.
  • Crear páginas de comportamiento malicioso, como virus troyanos o softwares malignos.
  • Abuso del marcado de fragmentos enriquecidos
  • El envío de consultas automatizadas a Google.

Fuente: Ayuda de Search Console

Además de la dexindexación por el algoritmo, Google también tiene un equipo de Spam que evalúa los sitios web y backlinks que imponen sanciones manuales, las llamadas Penaltys. Matt Cortes y Alex de Google han hablado en un vídeo acerca de estos enlaces no naturales y dan algunos consejos.
Vídeo

Los siguientes criterios se incluyen también en las características de backlinks de mala calidad:

  • Los vínculos con un texto de anclaje muy competido (“vacaciones”).
  • Enlaces a pie de página.
  • Backlinks que son poco naturales (anuncios).
  • Backlinks con desarrollo rápido antinatural.
  • Listas de enlaces, directorios y catálogos webs.
  • Enlaces de sitios irrelevantes por temas (artificial).

Utiliza la herramienta Links y Disavow de XOVI

Analiza tu perfil de enlace con la herramienta de enlaces de XOVI y aprovecha las posibilidades de la Disavow tool.

Aquí se evalúa la calidad de los backlinks de acuerdo a estos criterios específicos y se muestran los enlaces . A continuación, tienes la opción de crear un archivo de texto para la herramienta Google Disavow. Tras el análisis de estos backlinks, puedes con unos pocos clics hacer una selección de enlaces negativos para desautorizarlos y descargar el archivo de texto compatible con la herramienta de Google Disavow.

disavow-tool3

Si encontramos en nuestro perfil de enlaces algunos backlinks que no deberían estar porque incumplen criterios importantes, es mejor eliminarlos cuanto antes para evitar penalizaciones futuras. A veces se puede hacer esto por uno mismo o, en la mayoría de los casos, tendríamos que escribirle al propietario del dominio. Pero sucede en repetidas ocasiones que los webmasters no responden al correo cuando se les solicita la supresión de un backlink –y tampoco tienen ninguna obligación legal. Si uno no administra la página por uno mismo, la única posibilidad restante es enviarl esta lista de enlaces tóxicos a Google Disavow Tool para que los desautorice y los elimine de nuestro portafolio.

Google Disavow Tool ¿Cómo funciona?

Para este fin, Google ha creado su propia herramienta vinculada a la Google Search Console. Así que, si todavía no tienes acceso a a la Google Search Console (anteriormente llamada Webmasters Tool), no debes perder ni un minuto más. Si estás conectado a la Google Search Console, a continuación, abre una segunda pestaña en el navegador e introduce simplemente la siguiente URL: https://www.google.com/webmasters/tools/disavow-links-main

Ya estás en la herramienta Disavow de Google.

Google Disavow

A continuación, aparecerá un menú donde se puede elegir entre los dominios existentes dentro de Google para seleccionar aquellos enlaces entrantes que deseas desautorizar y el dominio en cuestión. En el siguiente paso, aparecerá un aviso donde se informa una vez más que la función puede tener consecuencias a largo plazo y es necesario confirmar de nuevo si deseas devaluar dichos enlaces.

Google Disavow

A continuación, Google te pedirá que cargues un archivo de texto de Google que contiene la lista de backlinks que realmente deseas desautorizar.

Google Disavow

El archivo de texto se debe incluir en formato TXT una codificación UTF-8 o 7-Bit-ASCII. Se puede añadir en el archivo de texto más información para dichos enlaces. Cada línea de texto debe contener el principio carácter “#”. No almacenes toda la lista de enlaces que lleven hasta tu sitio web: el archivo de texto debe contener solo la lista de backlinks que quieres que Google elimine de tu portafolio.

Pueden pasar varias semanas hasta que los enlaces queden desautorizados. Es importante saber que los enlaces se seguirán mostrando en la Google Search Console en “Enlaces desautorizados”, incluso si están ya eliminados. También XOVI muestra en la herramienta de Links los enlaces mientras sigan activos- independientemente de si han sido notificados a través de la herramienta Disavow o no. En un vídeo, Matt Cutts explica de nuevo la función de la herramienta Disavow-Links de Google:

¿Tiene la página web del enlace algo de qué preocuparse?

A menudo surge la pregunta de si hay desventajas para el dominio que contiene ese enlace, en caso de que un backlink sea desautorizado con la herramienta Disavow de Google. La respuesta es no. Los enlaces salientes no perjudican a un dominio y sólo porque alguien no quiera que este enlace no se tenga en cuenta en la su portafolio de backlinks. Por otro lado, si el enlace está en una página de Spam, el dueño de la página tendrá probablemente serios problemas con el algoritmo de Google.

Consejo

Procede con la desautorización de los enlaces con mucho cuidado. Aunque siempre se puede volver a validar a través de un nuevo archivo de texto y revertir el proceso, el procesamiento de las listas de Disavow de Google pueden tardar varios meses, y sería un verdadero desastre si uno o más backlinks valiosos pasan inadvertidos tirando así a la basura varios meses de trabajo. En el peor de los casos, puede darse una caída en el posicionamiento, relegando la página a los últimos puestos de resultados en Google. Por lo contrario, si hacemos un buen uso de la disavow tool de Google podemos evitar penalizaciones y mejorar los rankings a largo plazo.

Para obtener más información sobre como crear un archivo disavow, se puede acceder directamente a través de Google aquí.

Author: Nadine Winkler

Share this post