El poder de las imágenes en el marketing de contenidos

El poder de las imágenes en el marketing de contenidos

January 19, 2017

“Ninguna página debe estar sin imágenes,” es la frase más típica en el mundo de la prensa escrita y en marketing de contenidos, las imágenes y los gráficos también tienen un lugar permanente y casi obligatorio. Y no por capricho, las imágenes hablan al usuario de la forma más directa y generan emociones mucho más rápido que las palabras, nuestro cerebro asimila mucho mejor las imágenes e invirtiendo cada vez menos tiempo en ello. Ahora, las personas se desplazan a través de una sección de noticias y deciden en cuestión de milésimas de segundo dónde harán el próximo clic, y las imágenes proporcionan el estímulo necesario para ello.

Las buenas imágenes mejoran la calidad del contenido. Y existen evidencias sólidas: los blogs con imágenes alcanzan un promedio de visitantes más alto. En las redes sociales, las publicaciones que reciben más atención suelen ser aquellas con un gráfico o una foto y la proliferación de los Smartphones ha disparado la tendencia. Una foto se hace rápidamente, se retoca con un filtro y se sube apenas unos segundos después. Según las cifras que circulan en Internet, sólo en el año 2013 se produjo el dos por ciento de todas las fotos que han sido tomadas por el hombre hasta en la actualidad. Razón de más para hacer plataformas sociales como Pinterest o Instagram, que otorgan plenamente el poder a las imágenes.

El contenido visual es compartido con más frecuencia

Un buen contenido visual comprime cierta información o entretiene la narración. Una tendencia muy actual es sustituir textos completos de instrucciones o consejos por infográficos e imágenes, son consejos y trucos tangibles que describen una acción, por lo que pueden representarse mejor con imágenes que con el texto. Lo importante aquí, como siempre, es que la idea básica llegue al receptor gracias a la corta secuencia de las imágenes generando un efecto “ajá”. Por lo tanto, el contenido se comparte mucho más al ser mucho más rápido de analizar y, de hecho, se espera que el uso de la imagen y vídeo suba aún más en los próximos años. Así que, lo dicho, nada de marketing de contenidos sin imágenes.

Consejos para editores de imágenes

Cada publicación en una revista online o blog necesita una imagen apropiada, y eso parece muy fácil. El material fotográfico abunda en las bases de datos de imágenes online y los precios han caído en picado, por lo que se pueden obtener diseños con muy buena calidad por un precio muy económico. Sin embargo, la redacción no debe subestimarse. A veces, cuando tenemos una idea determinada de cómo queremos una imagen para un post, la búsqueda es fácil y rápida y encontramos la foto perfecta. Sin embargo, también puede ser bastante tedioso para encontrar una opción apropiada o puede darse el caso de que el grupo objetivo lo encuentre aburrido.

Consejo: usa primeros planos y macros. Este tipo de fotos se presta mucho a su uso y suele adaptarse a una gran variedad de temas.

Ilustra temas abstractos de forma creativa

Podemos encontrarnos con dificultades especialmente con temas abstractos. Lo típico de “el éxito yace en el contacto con el cliente” o “hay que tener un espíritu innovador” por ejemplo, son grandes desafíos. Quién hace que sea fácil de presentar estas cuestiones con los motivos habituales: una joven con auriculares y una bombilla sería el clásico. Especialmente los diseños estándar, sin embargo, son bastante absurdos.

Una buena manera de llegar a temas abstractos a nuevas ideas, es el MindMapping. El sujeto en el centro de una hoja de papel y dejar vagar su mente. Anota hasta los pensamientos más inusuales que te lleguen sobre el tema en la cabeza, aunque no parezca encajar en el título o en el tema del artículo en un primer momento, puede llegar a ser un buen compañero. Las imágenes también se usan para crear cierto contraste entre el título y la imagen, despertando la curiosidad y estimulando a hacer clic en ella.

Consejo: Introduce tu tema en la búsqueda de imágenes de Google para ver cómo otros han ilustrado el tema. Es posible conseguir buenas ideas, e incluso las búsquedas en inglés parecen generar aún más inspiración.

Búsqueda de imágenes originales

En general, se debe buscar que las imágenes muestren personas. Pero, por favor, no las típicas situaciones artificiales conseguidas de las bases de datos de imágenes en masa, donde se ve a típica gente de la mano y alegre bajo el sol. Eso está demasiado trillado en Internet. Las bases de datos de imágenes se deben utilizar para hacer una primera búsqueda de los temas más comunes, pero si es posible, evítalos. Puedes buscar más fotos del fotógrafo o motivos y temas similares, pero no te conformes con el primer resultado.

Sobre todo, con temas muy abstractos o individuales puede ser aconsejable recurrir a ilustradores. La ventaja es que la imagen que se obtiene se adapta exactamente a nuestro propio mundo y tema. Además, los expertos ciertamente tienen algunas ideas creativas sobre cómo se pueden obtener imágenes increíbles e impactantes.

Optimiza las imágenes y evita errores técnicos

El formato

Luego hay algunos detalles técnicos que se deben tener en cuenta. Los formatos grandes no suelen generar buenas experiencias en el mundo online. El formato horizontal es el que más se utiliza en el ámbito digital, y tiene que ver con el hecho de que la imagen de vista previa en los feeds de noticias (miniaturas) es generalmente rectangular. Las imágenes cuadradas se dan en las redes sociales con mucha frecuencia, como en Instagram.

Enlace publicaciones en Facebook

En caso de publicar enlaces en Facebook, la imagen de vista previa se recorta automáticamente y esto conduce a menudo a recortes de imágenes inadecuados. Facebook ofrece la posibilidad de cargar un archivo alternativo. Por ejemplo, puede recortar la imagen de un blog exactamente en el formato de la vista previa, y cargar esta versión en Facebook. A continuación, se utiliza en la vista previa, pero con una imagen adecuada. Las medidas optimas de imagen para la vista previa en Facebook son de 1200 x 627 píxeles.

Tamaño de los archivos

Para el uso online es suficiente generalmente una resolución baja de unos pocos cientos de píxeles y un tamaño de archivo de un megabyte. El uso de más píxeles daría como resultado tiempos de carga más largos, lo cual es molesto para los usuarios -sobre todo con el uso del móvil– y, por lo tanto, no está bien visto por Google. Las bases de datos proporcionan imágenes para su uso en los blogs directamente en una resolución baja, que también son eficaces en otros aspectos. Si estamos utilizando material con una resolución mayor, podemos reducir el tamaño del archivo mejor antes de publicarlo.

SEO para imágenes

Y llegamos a Google: las imágenes también necesitan SEO. Las imágenes deben llevar un nombre de archivo que coincidan con el tema. Cuando se trabaja con palabras clave, utilice la palabra clave de forma óptima en el nombre del archivo: consejos_decoracion_navidad.jpg que es mucho mejor que el nombre 218329_mediano.jpg.

Para las imágenes también se puede definir el sistema de gestión de contenido llamado etiquetas alt. Esta es una descripción que es leída por los lectores cuando las personas con discapacidad visual acceden a un sitio web. Pero los pequeños rastreadores de Google se basan en la descripción de la imagen para asociar la imagen dentro de un contexto.

Autor Barbara Ward

Compartir este artículo