Noticias falsas: ¿Qué hacen Google y Facebook al respecto?

Fake news

July 13, 2017

Desde finales del año pasado las noticias falsas se están conviertiendo en un problema cada vez más relevante. El principal problema lo tienen Facebook y Google, ya que una gran parte de los usuarios activos de Internet busca la información actualizada en estas fuentes. ¿Por qué nos supone un problema la noticia falsa y cómo luchan Google y Facebook contra su propagación? Aquí te presentamos los últimos enfoques.

El problema de las noticias falsas

¿Por qué las noticias falsas son un problema? Pues principalmente porque usan un tipo de mensaje centrado en la opinión política y social, y nos encontramos con información que puede llevar a conclusiones incorrectas o tomar decisiones cuestionables. Por supuesto, la principal tarea de los consumidores es cuestionar críticamente estas noticias y estar informado a través de múltiples fuentes.

No obstante, las circunstancias como la capacidad de atención mientras navegamos por la red a menudo provocan que el cuestionamiento de estas noticias se produzca en un grado muy pequeño. Es muy recomendable controlar al máximo las fuentes de las noticias.En el caso de empresas que manejan tanta información como Google y Facebook, es necesari tomar precauciones muy meticulosas para no propagar mentiras y medias verdades.

La etiqueta roja para noticia “controvertida”

Ha pasado un poco de tiempo hasta que Facebook detectara el problema de las noticias falsas. Mark Zuckerberg y su equipo no deseaban llevar a cabo ningún tipo de censura en cualquier dirección – Facebook quiere que los usuarios puedan intercambiar información de forma rápida y sencilla pero finalmente la red social ha tenido que hacer un replateamiento para poder controlar el contenido falso y onfesivo.

Desde entonces, Facebook está trabajando en ello en varios países. Se desarrolló una etiqueta roja que marca el contenido “controvertido” si la información no puede ser claramente diferenciada. Esta información sigue siendo accesible y es posible hacer comentarios sobre ella – pero siempre se verá la etiqueta de forma prominente. Facebook está trabajando para mejorar los algoritmo y conseguir que el servicio de noticias con contenido cuestionable se difunda cada vez menos por la plataforma. También es útil conocer la opinión de la comunidad -que según las propias declaraciones de Facebook- es de gran importancia.

Sin embargo, el problema de trabajar con estos enfoques es medir el impacto directo que esto tenga sobre el usuario. Alguien que se encuentre con un post marcado con una etiqueta de contenido “controvertido” puede llevar a la reflexión y el cuestionamiento. Sin embargo, los usuarios que ya confían en una fuente de noticias falsas o que simplemente quieren leer algo que corresponde a su opinión no se van detener por una simple etiqueta. No obstante, ya es un primer paso para abordar el problema de las noticias falsas sin tener que aplicar un medio de censura más directo.

El Fact-Check en las SERPs de Google

En el caso de Google, el gigante de la red ha puesto su foco principalmente en Google News. Aquí Google ya presentó el pasado octubre el “Fact Check”, una etiqueta de comprobación de hechos que aparece en el cabecero de las noticias. De este modo, los artículos sobre un tema en particular serán “verificados” por Google. Para ello, Google trabaja con gente independiente y con frecuencia con organizaciones de voluntarios que inspeccionan productos en términos de credibilidad. Además, los voluntarios pueden publicar artículos respaldando la comprobación de dichos hechos que se van acumulando poco a poco.

A partir de ahí, Google lo trata como una variación positiva – cabe destacar que Google no denuncia los artículos negativos, sino que hace hincapié en los positivos. Esta es una buena característica, pero no aborda realmente el núcleo del dilema ya que el principal problema -artículos que no corresponden con la realidad- no queda resuelto.

Influencia de la Quality Rater y el Proyect Owl

Un segundo enfoque se centra más en los resultados de búsqueda orgánicos. Las noticias falsas y otros contenidos son puntos débiles que deben acabar en la parte más baja del ranking. Si nos encontramos con una página de contenido negativo, podemos evaluarla con la etiqueta de “ofensiva”. Esto se aplica a todos los sitios que propagan el odio o la violencia basada en razones étnicas, religiosas o sexuales.

Esta etiqueta sola no garantiza que la página se vea degradada en los resultados de búsqueda, aunque sí sirve como una indicación para Google y sus algoritmos. Es Google el que debe hacerse cargo de la tarea principal y aprender con el tiempo por sí mismo para identificar dichos sitios. Por lo tanto, Google sólo tiene la función de soporte para los algoritmos de los evaluadores humanos.

Además, Google ha anunciado el “Owl Proyect” que busca mejorar los mecanismos de retroalimentación dentro del buscador, lo que también puede hacer que la retroalimentación para el futuro sea capaz de autocompletar e informar acerca de las propuestas inapropiadas. El contenido relevante será eliminado de forma fiable sobre la base de una nueva política de la empresa. No obstante, al igual que la etiqueta de contenido “controvertido” de Facebook, esto sin duda puede ayudar en casos donde los usuarios se encuentran más bien al azar estos temas controvertidos.

Respuestas directas y snippets destacados

Otro aspecto secundario sobre el tema de noticias falsas son las respuestas directas. Google muestra contenidos de un sitio que considera digno de confianza y les da salida directamente en las SERPs. Aquí siempre aparecen fallos cuestionables o divertidos cuando, por ejemplo, alguna página religiosa explica que los dinosaurios estuvieron los últimos 10.000 años o que Barack Obama es el rey de Estados Unidos.

Una vez más, Google está trabajando en algoritmos más y más desarrollados para mejorar el proceso de selección de las fuentes; y hay una nueva plantilla de retroalimentación para que el usuario especifique por qué un fragmento es inapropiado o incluso peligroso. El objetivo es darle siempre la respuesta correcta al usuario para cada pregunta – y si se ofrecen noticias falsas no hay ninguna posibilidad.

Frenar los incentivos financieros

Google y Facebook están al 100% de acuerdo. La mayor parte de los sitios de noticias falsos existen por motivos financieros. Para contrarrestar esto, ambas compañías han decidido excluir los sitios de noticias falsas de sus redes de anuncios. Por lo tanto, muchos de estos sitios tienden a desaparecer tarde o temprano debido a la falta de ingresos.

Además, esto no tendrá ninguna influencia en los realmente grandes portales de información en los que muchos usuarios ponen ya más confianza que en los medios tradicionales. Estos no necesitan publicidad y se pueden financiar fácilmente a través de donaciones o contenidos de pago. Además, estos sitios tienen, por lo general, una ideología previa y definida y no se han iniciado a través de proyectos de monetización puros.

Conclusión

Estos ejemplos muestran que los principales protagonistas de la red, como Google y Facebook han reconocido el problema y están dando los primeros pasos para solucionar el problema, pero también muestran que todavía serán necesarios muchos esfuerzos para combatir las noticias falsas de manera eficiente.

Es una tarea difícil, ya que es importante no perder nunca el sentido de la proporción. Después de todo, si luchamos a favor de la censura de noticias falsas, no debemos sorprendernos si se acaban eliminando otro tipo de archivos o contenidos. Así, estas plataformas deben probar y explorar otras formas de control con el fin de superar este problema, sin tener que llegar a abrir la caja de Pandora que puede llegar a ser muy peligroso.

Autor Michael Schoettler

Compartir este artículo