Errores típicos SEO en los que no debes caer

Stop

August 1, 2017

Author: Sascha Lienesch

Write a comment

A menudo, nos encontramos artículos en la red que explican qué cosas son las que se deben hacer a la hora de estructurar nuestra página web, así como de medidas seo onpage y offpage. Hoy volvemos al blog para explicar las medidas que NO se deben tomar bajo ningún concepto ya que, para empezar, violan las directrices de Google.

Esto no quiere decir que estos métodos, que no están bien vistos por Google, no funcionen bien – al menos a corto plazo pueden funcionar. No obstante, quién busca una optimización de motores de búsqueda sostenible y a largo plazo, no es recomendable que use estas técnicas, ya que tarde o temprano Google se dará cuenta de estas prácticas y quizás ya sea entonces demasiado tarde.

Contenido generado de forma automática

Son textos que han sido creados por programas de manera automática, alineando una serie de palabras clave y vinculándolas entre sí de manera “lógica”. Estos textos también pueden provenir también de otras herramientas, como las de traducción automatizadas (como Google Translate) y se publican en otra web sin haberse siquiera corregido. Se da incluso la copia directa de otros textos de otras páginas web, lo que no está permitido legalmente (por los derechos de autor). Lo mejor en este caso, es intentar ser creativo y original. A veces, comernos el coco un poco no viene mal.

Intercambio de enlaces

Sí, no deja de ser tentador: yo te doy A y tú me das B y de B pasamos a C, D… y así caemos en un bucle permanente. Pero no olvidéis nunca que Google se dará cuenta de este intercambio de enlaces más pronto que tarde. Está claro que a corto plazo puede funcionar, pero el buscador desarrolla día tras día y cada vez mejor el reconocimiento de estas redes de enlaces.

Ausencia de contenido propio

Como hemos mencionado en el primer apartado, algunos webmasters tratan de mejorar el ranking de sus páginas web usando contenido de terceras personas y sin trabajar casi nada o muy poco el contenido propio. Sin embargo, Google quiere en sus resultados de búsqueda la respuesta que mejor se adapte a la pregunta del usuario; lo que NO incluye sitios web con cientos de enlaces a páginas de colegas del gremio y sin ningún tipo de contenido de calidad. Este tipo de páginas web se puede usar como un glosario dentro del sitio web, pero estableciéndolo como nofollow para que Google no realice un rastreo dentro de la misma.

Texto y/o enlaces ocultos

Hablamos de las letras blancas sobre fondo blanco, muchas keywords juntas o incluso enlaces internos y externos con la misma temática, pero sin ningún tipo de sentido es un absoluto suicidio digital. Tanto la actualización de Google Panda como Penguin están constantemente controlando este tipo de acciones y aquellos que se atreven reciben castigos manuales directamente desde Google. Lo mejor y lo más recomendable es mantenerse alejado de esta práctica.

Participar en programas de afiliados sin ofrecer contenido de calidad

Para Google es difícil ofrecer en el ranking sitios web con enlaces que apenas tengan un contenido propio. No te limites a copiar productos de otras páginas como Amazon o Ebay. Incluye en tu página web contenido y productos junto con las instrucciones detalladas acerca de cómo usarlo o describe las diferencias entre los productos que ofrezcas. Simplemente crea una página que ofrezca un valor añadido para el usuario y para Google y sin que tenga que violar ninguna de las políticas del buscador.

Relleno de palabras clave

Sobrecargar los sitios web con palabras clave irrelevantes para tu negocio y que no tienen nada que ver con el contenido real de la página también es un grave error. No basta con enumerar muchas palabras clave por muy competidas que estén dentro de un texto sin ofrecerle ningún tipo de valor añadido al lector.

El relleno de palabras clave no es significativo para Google, basta con optimizar bien una serie de keywords que tengan valor para nuestra página web. Aquí ponemos un ejemplo:

“Una imagen perfecta se consigue también a través de unos buenos zapatos. Esto se aplica no sólo dentro del ámbito de trabajo, sino también en diversas situaciones de la vida cotidiana o de la vida privada: una buena apariencia incluye inevitablemente un calzado aseado y esto es crucial para mantener alta la primera impresión. Dependiendo del zapato que usemos, podremos conseguir abrir muchas puertas, sin importar a qué tipo de situación nos enfrentamos.

Estos hechos se aplican tanto para los hombres como las mujeres, pero cuando se trata de zapatos para mujeres, lo identificamos más como parte de nuestra identidad que como una mercancía. Unos botines elegantes o unos bonitos mocasines son zapatos que las señoras pueden llevar en cualquier momento del día. Cada mujer posee de media más de 25 pares de zapatos, la mayoría de ellos prácticamente iguales, ya que cuesta un poco deshacerse de los zapatos que nos ha acompañado en tantas aventuras.

En general, la identidad de las mujeres se forma a través de momentos de gran intensidad emocional y los zapatos que llevemos pueden reforzar esa sensación. Fiestas, bodas, bautizos o cualquier situación cotidiana puede ser la ocasión perfecta para que decidamos la compra de un buen par de zapatos de piel o unos tacones. Y, por esta razón, la selección y oferta de zapatos para mujeres es tan diversa […].”

El abuso de marcas

Aprovechar la fama de otras marcas, productos de otra tienda o de otras personas no va a darnos el resultado que buscamos en el ranking. Lo mejor es ofrecer opciones para que el usuario recomiende o valore los productos o servicios de tu página, lo que hará que Google te vea y valore como empresa online. No obstante, la utilización de otras marcas en sí no es perjudicial – pero estas marcas deben estar indicadas correctamente para que ni los usuarios ni Google caigan en confusiones tontas.

Una fuente muy recomendable para conocer más en profundidad todas estas directrices para webmasters es la Google Search Console, donde podrás encontrar más enlaces con cada uno de estos temas tratados en más profundidad.

Author: Sascha Lienesch

Share this post