Los 5 errores más comunes en Google AdWords

AdWords

November 23, 2017

Google AdWords es una forma maravillosa de “comprar” rápidamente a nuevos visitantes y llevarlos hasta tu sitio web. Normalmente, a las pequeñas empresas les gusta crear sus propias campañas de AdWords, ya que no tienen un presupuesto tan grande como para un proveedor de servicios profesional.

En principio, no hay ninguna razón para no crear los anuncios con el enfoque Do-It-Yourself. De hecho, crear una nueva campaña de AdWords nos llevará unos pocos minutos. Sin embargo, tenemos que estar pendientes de algunos fallos que pueden ocurrir y por lo que puede que AdWords no esté funcionando; y es sencillamente un desperdicio de dinero.

Sin embargo, estos problemas no se deben directamente a AdWords, sino simplemente a la configuración incorrecta de las campañas -no por nada, existen agencias y consultores especializados en AdWords. Cuando analizamos las campañas de AdWords que circulan por la red, a menudo podemos reconocer en ellas los mismos errores.

Cinco de los errores más comunes los he resumido en este post.

1. Falta de estructura en la cuenta de AdWords.

Siempre me doy cuenta de que no se respeta ninguna estructura significativa en las cuentas de AdWords. Esto debe comenzar con la creación de las campañas. Se selecciona la opción “red de búsqueda con selección de pantalla” y la búsqueda y la red de visualización se mezclan.

Sin embargo, debemos establecer diferentes configuraciones y mostrar textos para cada red. Además, así es muy difícil llevar a cabo una optimización orientada porque el enfoque del grupo objetivo en la red de búsqueda difiere considerablemente de la red de visualización. Para lograr el máximo éxito, debemos crear una campaña independiente para cada red.

Nueva campaña

Otro error en la estructura de la campaña es que no se realiza una división lógica según grupos de anuncios. A menudo, los pocos grupos contienen un gran número de palabras clave diferentes en diferentes temas.

Los anuncios se deben mostrar siempre por grupo de anuncios. Esto es, cada palabra clave debe coincidir siempre y de forma exacta con los anuncios de este grupo, de lo contrario la calidad y la tasa de clics se deteriorarán y, en última instancia, aumentará el precio de clics.

Un ejemplo:

Digamos que tenemos una tienda online de ropa y queremos anunciarlo en la red de búsqueda. Entonces debemos crear una campaña para cada área de la tienda. En este caso, creando grupos de anuncios coincidentes a los que asignamos palabras clave relevantes y textos de anuncio coincidentes.

Incluso puede ser útil crear un propio grupo de anuncios para cada palabra clave. Esto requiere más tiempo a la hora de configurar, pero puede ser mucho mejor monitorizado y optimizado más tarde. También facilita la creación de textos de anuncios adaptados a los anuncios.

Sugerencia: para crear rápidamente una estructura en la cuenta de AdWords, instala el editor gratuito de Google AdWords de Google.

2. Usar palabras clave generales o seleccionar palabras clave incorrectas

Otro error común es la selección de palabras clave demasiado generales. También está vinculado a la palabra clave predeterminada de “amplia coincidencia”. Al seleccionar las palabras clave, siempre debemos asegurarnos de que están enfocadas a que el usuario adquiera el producto o resuelvan el problema. Las palabras clave muy comunes tienen un gran número de consultas de búsqueda, pero rara vez llevan a nuevos clientes.

Por ejemplo:

Tenemos una tienda de bicicletas en Madrid y utilizamos la palabra clave general “bicicleta”. En este caso, los anuncios se mostrarán para cada consulta tan pronto como contenga el término “bicicleta”.

Ejemplo de consultas de búsqueda:

  • “Alquilar una bicicleta en Madrid”
  • “Transporte de bicicletas”
  • “Cómo limpiar una bicicleta”
  • “Aprender a andar en bicicleta”
  • “Compra una bicicleta Madrid”

Este ejemplo muestra inmediatamente que el anuncio se muestra en casos donde el usuario no es nuestro público objetivo, y que realmente es útil en el último caso. Siempre asegúrate de seleccionar las palabras clave de forma tan específica como sea posible, sobre todo para el visitante que tenga una intención de compra.

El segundo error relacionado con keywords afecta a lo que conocemos como “keywords de concordancia amplia”. De forma predeterminada, esta configuración se asigna a todas las palabras clave a menos que seleccione otra opción.

Esta configuración mostrará automáticamente los anuncios para las variaciones relevantes de las palabras clave. Siempre que Google considere que la keyword coincide con la consulta de búsqueda actual, se mostrará el anuncio; y esto incluye sinónimos, ortografías similares y familias de palabras.

El problema es, sin embargo, que tenemos pérdidas a causa de una dispersión muy grande. Esto da como resultado clics no cualificados, lo que significa que los costos por clic aumentan y que, además, el texto del anuncio no coincide con las consultas de búsqueda.

Por ejemplo:

  • Palabra clave: gato
  • Términos de búsqueda: gato, fotos de gatos, crías de gato, accesorios para gatos, comprar un gato…

A ser posible, debemos usar la palabra clave de coincidencia exacta. Esto requiere mucha más investigación y más esfuerzo a la hora de la configuración, pero da mejores resultados.

3. Página de destino incorrecta

Para cada anuncio, debemos seleccionar una página de destino. No basta simplemente vincular el anuncio a la página de inicio ya que es solo el menor de los casos en los que el usuario encuentra directamente lo que busca en la página de inicio.

Por ejemplo:

Tenemos un anuncio para la tienda de bicis y tenemos una oferta de bicis de competición. Al hacer clic en el anuncio, el visitante aterrizará en la página de inicio de la tienda teniendo que buscar dentro de la página web estas ofertas de bicicletas de carreras. En la mayoría de los casos, el visitante simplemente hace clic en el botón “atrás” y el presupuesto para AdWords deja de tener sentido.

Antes de publicar los anuncios, debemos crear una página de destino coincidente en el sitio web que se mostrará como la página de destino del anuncio. En el caso más ideal, hay una página de destino para cada grupo objetivo que coincide con el texto del anuncio y que inmediatamente muestra al visitante lo que espera después de hacer clic.

4. Falta de seguimiento

¿Cómo saber si la campaña de AdWords tiene éxito? Pues sin llevar a cabo un seguimiento es probablemente difícil.

Si utilizamos Google Analytics, asegúrate de vincular la cuenta de AdWords con la cuenta de Analytics y, a continuación, define objetivos. Esto permite evaluar específicamente el éxito de las campañas. Si utilizas otras alternativas como Piwik, debes agregar los parámetros necesarios a los enlaces para que las palabras clave se transmitan a la URL. Y aquí también se pueden definir los objetivos.

El seguimiento de las conversiones es igual de importante. Debes incluir un fragmento de código en el sitio web que permita supervisar los objetivos definidos anteriormente. Esto no siempre tiene que ser la venta de un producto. Un objetivo de conversión también puede ser la entrada en la newsletter, una solicitud o una descarga específica. El seguimiento de conversiones permite ver directamente en AdWords la eficacia de las campañas.

5. Sin control, sin optimización

¡Configurado y listo! Desafortunadamente, esto no funciona así con AdWords. No es raro que cambien las tasas de clics y sea necesario reajustarlas. Además, es posible que algunos anuncios dejen de publicarse o que determinadas keywords generen clics, pero que no haya conversión alguna.

Por supuesto, Google AdWords ofrece maneras de prevenir esto, pero muchos principiantes no lo saben. Además, Google modifica regularmente las reglas del juego. Por ejemplo, ya no hay anuncios de texto en la columna derecha de la página de resultados de búsqueda ni se pueden mostrar anuncios de texto ampliados… ¡Hay que mantenerse informado!

Recomiendo para las pequeñas campañas invertir alrededor de 1 hora por semana. Para campañas más grandes y presupuestos más altos, debes iniciar sesión en la cuenta de AdWords con más frecuencia.

Conclusión

Si Google AdWords “aparentemente” no funciona, revisa todo de nuevo. Puede que algo estés haciendo mal y encuentres la solución adecuada para mejorar los clics, visitas y la conversión.

Mi recomendación

Comienza con un presupuesto diario bajo y unas pocas pero efectivas palabras clave de coincidencia exactas. Optimiza y supervisa los anuncios con regularidad y si ves que todo encaja, aumenta poco a poco el presupuesto. Desde mi punto de vista, AdWords sigue siendo una gran manera de llegar rápidamente a los nuevos usuarios y clientes siempre que las campañas estén bien configuradas.

Autor Christian Feneberg

Compartir este artículo