XOVI Experts

Evita penalizaciones de Google, comprando contenido

Martin Brosy | February 1, 2018

Evita penalizaciones de Google, comprando contenido

Así es como evitarás las penalizaciones de Google si compras contenido

Si compras enlaces o pones contenido de pago en tu página web, lo mejor es no llamar mucho la atención y adaptar los textos comprados comparándolos siempre con los que tú mismo has creado. Tómate unos minutos para leer este artículo y evitarás penalizaciones de Google.

Comencemos…

Para este artículo, se ha seleccionado la página web de una revista online que compra enlaces de forma muy excesiva y que llama mucho la atención. Por “llamar la atención” nos referimos a que incluso nuestro estudiante en prácticas pudo detectar de inmediato qué artículos se compraron y cuáles estaba escritos por la editorial. Como veis, mucha experiencia no es necesaria.

En total, analizamos 100 artículos editoriales y 100 comprados de la misma página. Sí, sí, has leído bien, la revista ha comprado más de 100 artículos… Excesivo. No obstante, Google aún no ha penalizado el sitio, aunque es solo cuestión de tiempo y, como la revista es muy conocida, algunos empleados se pueden ver amenazados. Es una lástima la facilidad con la que los editores tratan este tema.

Colocación de enlaces, destinos del enlace, textos de anclaje… ¡evita patrones!

Básicamente, se trata de evitar patrones. Si siempre colocas el enlace en el artículo en el tercio superior, crearás un patrón. Aun así, sorprende comprobar que el 35% de los enlaces de pagos se colocaron en el tercio superior del artículo.

Es deprimente cuando nos pusimos a observar los destinos del enlace de algunas páginas web. Muchos son páginas de productos y categorías, lo que en el año 2017 los webmasters deberían abstenerse de hacer. Por lo menos, es el deber de una buena agencia alertar al cliente. Además, más de la mitad de los textos de anclaje utilizados fueron palabras clave. Esto no molesta mucho visto desde fuera, pero sí estaría bien en el futuro un cambio de frase o de keyword de vez en cuando.

Ubicación de los enlaces

La importancia de la información contenida en el texto va disminuyendo. Aquí la palabra clave funciona como una pirámide inversa: solo el 35% de los enlaces estaban en el tercio superior del artículo.

Destino de Enlace

Increíble! En 2017 todavía queda una cuarta parte de los enlaces de artículos comprados en la página de un producto. Por otro lado, el 45% de los enlaces que hacen referencia a un tema relevante u otras noticias son agradables.

Texto Ancla

Los enlaces de palabras clave están en lugares visibles y los enlaces a través de imágenes o URL fueron completamente omitidos. La apariencia natural de los enlaces a través de palabras solo se combinan en una proporción del 15%.

Recuento de palabras: calidad en lugar de cantidad…

En los últimos años han cambiado mucho las cosas: los textos típicos de 300 palabras no son cosa del pasado, pero son menos. También lo noto en la vida cotidiana de la agencia; lo que ha quedado es de mala calidad: el texto de 3 céntimos por palabra está experimentando un boom, dicho de otra manera, menuda catástrofe.

Cantidad de palabras

El número de palabras de los artículos editoriales es de 577 palabras de media. Por el contrario, los artículos comprados, unas 792 palabras de media, un 35% por encima de la media de la editorial. Los artículos vinculados promediaron un recuento de palabras de poco menos de 1.600 palabras.

Los enlaces de confianza, ¡cruciales!

Un artículo comprado sin Trustlink es inimaginable; Casi todos, por no decir todos, los artículos comprados tienen un enlace a una fuente fiable. Por lo tanto, aunque los editores apenas vinculen contenido externo, deberían incluir al menos enlaces a su propia página web y algún que otro enlace de confianza dentro del contenido para que esto no llame la atención de Google.

Imagen 5
Mientras que solo 2 de cada 10 artículos tienen un enlace de confianza en la sección editorial, en los artículos comprados se intentaron incluir enlaces de confianza en casi todos los artículos.

Enlaces de confianza

Mientras que solo 2 de cada 10 artículos tienen un enlace de confianza en la sección editorial, en los artículos comprados se intentaron incluir enlaces de confianza en casi todos los artículos.

El enlace interno es genial… ¡pero quizás no aquí!

Quien quiera llegar al TOP 10 de Google, necesita una estructura óptima de enlaces internos, pero una mala consecuencia es utilizar demasiados enlaces internos en nuestros propios proyectos. En este caso, es necesario hacerse una diferenciación. Por ejemplo, si el enlace se vincula, como en nuestro caso, siempre de forma interna desde el contenido de la editorial, entonces no lo hagas desde el artículo comprado.

Enlaces internos

Yo mismo soy un gran admirador de los enlaces internos porque conozco su efecto en los rankings. Es comprensible que los SEO se revelen precisamente por en el caso examinado, la avaricia daña el propio linkbuilding.

Titulares: ¡estructurados cuidadosamente!

La tendencia hacia párrafos cada vez más pequeños con subtítulos es inconfundible en los textos adquiridos. En nuestro ejemplo, sin embargo, los editores no han usado ni un solo encabezado H3. Cómo se estructura un texto en una página web es un hecho al que le presto mucha atención como SEO.

Encabezados

Los editores no pusieron ni un solo encabezado H3 en los artículos que ellos mismos escribieron, y también hay cierta desviación en los encabezados H2.

Mejora de contenido o mejora de pensamiento…
El diagrama muestra que las diferencias entre el trabajo editorial y los artículos comprados son abismales… y eso que los gráficos no incluyen ni las imágenes, vídeos, citas, tablas, viñetas, etc. No obstante, el contenido es agradable y hace que el lector se sienta bien, lo que en general todo tiene un efecto positivo en las señales del usuario. El hecho es que no atraer la atención con el contenido comprado.

Otro

Las diversas comparaciones muestran bastante bien que una declaración general, como un artículo de construcción de enlaces tiene que parecer absurdo. En la revista examinada, por ejemplo, los editores usaron más de dos imágenes por artículo.

¡No puedo examinar 100 artículos editoriales para un enlace!

Hay diferentes enfoques aquí. Puedes intentar controlar 20 artículos y evaluarlos en términos de recuento de palabras, enlaces de confianza, enlaces internos, titulares… (10 artículos son muy pocos por mi experiencia) o automatizar el proceso y desarrollar un programador capaz para que pueda fácilmente evaluar 100 artículos y mucho más.

De todos modos, espero que te des cuenta de que necesitas adaptar los artículos que compraste al contenido editorial para no destacar entre la multitud. Es solo un engranaje pequeño, pero ojalá que sea lo que te salve de una penalización. Por lo tanto, no siempre tiene sentido escribir el artículo más extenso con más titulares e imágenes. A menudo, una mirada a los artículos editoriales es suficiente para hacerse una idea de cómo va el texto. Como editor de artículos comprados, también debes analizarlos, porque se trata de tu posicionamiento en el ranking y de tu penalización. En el mejor de los casos, escribe el artículo tú mismo.